domingo, 4 de noviembre de 2012

Alta tensión y salud


Todos sabemos lo molesto que es vivir cerca de cables de alta tensión, el “ruidito” que emiten es verdaderamente estresante pero, ¿Será este el único problema que causan estos cables eléctricos? La pregunta del millón de dólares durante varios años ha sido si ¿vivir cerca de cables de alta tensión causa cáncer? Este dilema ha llegado a ser una preocupación más en la que tenemos que tener cuidado y ser muy responsables si tenemos niños en nuestras casas ya que existen muchos estudios donde vemos como el vivir cerca de cables de alta tensión aumenta de forma significativa el riesgo de enfermedades que pueden llegar a causar la muerte como el Alzheimer y el cáncer (leucemia); pero, ¿esto no solo se trata de los cables de alta tensión? Pues existen otros estudios que nos dicen que nada tiene que ver el espectro magnético de estos cables con el cáncer, pues es lo mismo que estar frente a la televisión o la computadora, incluso el microondas genera más campos que estos cables, entonces ¿De que deberíamos cuidarnos? ¿A quién debemos creerle?

Consecuencias de los cables de Alta tensión

Vivir cerca de cables de alta tensión puede resultar más peligroso de lo que creemos. Aunque no esta comprobado que los cables de alta tensión provocan algún daño en la salud de los seres humanos, algunos  investigadores  dicen que las personas que habitan cerca de donde se encuentran este tipo de cables tienen más posibilidades a sufrir cáncer de piel, cáncer de pulmón o depresión. Además, según algunos estudios epidemiológicos sobre la leucemia infantil, los cables de alta tensión provocan un aumento en los riesgos y peligros de la leucemia y de los tumores cerebrales, siendo la leucemia, la enfermedad más documentada a causa de los cables de alta tensión, también pudiera haber problemas en la reproducción debido a que el estar cerca de estos cables puede provocar efectos negativos en el embarazo, desórdenes neuroconductuales y una discreta modificación de la fórmula sanguínea. También se cree que  vivir en el entorno de estas torres de alta tensión, puede ser dañino para el cuero cabelludo, ya que debido a las radiaciones que este efectúa, puede causar perdida del cabello y problemas neurológicos a largo plazo.  Aún se siguen realizando estudios sobre los peligros que estos cables representan, ya que otras investigaciones  dicen que no existe riesgo alguno.

Alta tensión y salud

Cuando uno navega en el internet buscando información en relación a los efectos que la cercanía a los cables de alta tensión tiene sobre nuestra salud, nos encontramos con posturas enfrentadas, hay quienes se muestran escépticos respecto a la afirmación de que son los causantes de diversos daños a la salud, principalmente  cáncer (leucemia) y otros que se apoyan en experiencias propias y hacen referencia a diversos informes de distintos países y universidades para afirmar que se debe profundizar sobre el tema y sobre todo legislar al respecto, a fin de tomar una actitud preventiva sobre ello.
Nosotros tenemos un referente que se  dio a conocer a en la zona metropolitana de Monterrey, en agosto del 2002  y que hablaba de más de 20 personas que desarrollaron cáncer después de un tiempo de vivir bajo las líneas de alta tensión, pero es uno de los diversos ejemplos que se pueden encontrar denunciados a la opinión pública.
Esta preocupante relación entre el cáncer y las líneas de alta tensión evidente y por lo tanto no debemos ignorarla. Diversas investigaciones afirman que los campos electromagnéticos generados entorno a los cables de alta tensión pueden ocasionar leucemia infantil y linfomas de Hodking, incluso algunas personas se quejan de dolor de cabeza y nauseas, se dice que afectan el funcionamiento de las células nerviosas y  causa problemas del sistema inmunológico. Otra referencia se relaciona con los trabajadores de las compañías eléctricas, en sonde se habla del nacimiento de bebés prematuros y de bajo peso hasta del riesgo de padecer cataratas y depresión.
La comunidad internacional que ha alzado la voz para alertarnos al respecto ha hecho grandes esfuerzos para concientizar a la opinión pública para hacer presión y legislar respecto a la distancia de separación entre las torres de alta tensión y las zonas urbanizadas como una medida de precaución y es una gran idea, que todos debemos apoyar, o ……..usted se quiere arriesgar.
Para finalizar este escrito hay que mencionar que debemos buscar la forma de comunicar este tema a los demás para prevenir futuros accidentes y por supuesto, como ya hemos mencionado antes, hacer presión y legislar respecto a la distancia de separación entre las torres de alta tensión los hogares de muchos de ciudadanos, pues ya son muchas las personas que tienen problemas graves de salud.
Habrá quienes no vivan bajo estas condiciones y no le den tanta importancia al tema, pero si te unes a quienes quieren hacer oír su voz serán capaces de lograr lo que quieran por el bien de todos, no solo sobre este tema, sino cualquier otro problema.


Equipo # 5
Lorena Quilantán García
Abigail Hernández Martínez
Jacqueline Ortiz Vázquez
Andrea M. González Bernal
Elena G. Mendoza Guevara
Juana Sánchez Guerra
Selene Rodríguez Ramos
Valeria Licea Sánchez



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada